Actividad física para fortalecer el Sistema Inmunológico.

¿Está combatiendo otra tos o resfriado? ¿Se siente fatigado todo el tiempo? Realizar una caminata diaria o seguir una rutina simple de ejercicios unas cuantas veces a la semana puede ayudarlo a sentirse mejor.

  • La actividad física puede ayudar a eliminar bacterias de los pulmones y las vías respiratorias. Esto puede reducir las probabilidades de contraer un resfriado, gripe u otra enfermedad de transmisión aérea.
  • El ejercicio provoca cambios en anticuerpos y glóbulos blancos (las células del sistema inmunitario que combaten las enfermedades). Estos anticuerpos y glóbulos blancos circulan más rápidamente, así que pueden detectar enfermedades con más rapidez de lo que podrían haberlo hecho antes.
  • La elevación breve de la temperatura corporal durante e inmediatamente después del ejercicio puede impedir el crecimiento bacteriano. Esta elevación en la temperatura puede ayudarle al cuerpo a combatir una infección de una manera más efectiva (esto es similar a lo que sucede cuando usted tiene fiebre).
  • El ejercicio disminuye la secreción de hormonas relacionadas con el estrés. Algo de estrés incrementa las probabilidades de que se presente una enfermedad. Disminuir las hormonas del estrés puede proteger contra enfermedades.

Existen estudios que han demostrado que las personas que pasan de un estilo de vida sedentario ("haragán") a un estilo de vida moderadamente activo se benefician más al iniciar y cumplir con un programa de ejercicios. Un programa moderado puede consistir en:

 

  1. Montar en bicicleta con los niños algunas veces a la semana.
  2. Hacer caminatas diarias de entre 20 y 30 minutos.
  3. Ir al gimnasio día de por medio.

El ejercicio puede ayudarle a sentirse mejor acerca de sí mismo, simplemente por el hecho de hacerlo sentir con más energía y más saludable. Entonces adelante, tome esa clase de aeróbicos o salga a caminar. Se sentirá mejor y más saludable.