6 tips para entrenar adecuadamente y no lesionarte en el intento

  1. Comenzar con cardio o fuerza un entrenamiento: trabajo cardiovascular fraccionado antes y después del trabajo de fuerza.
  2. Entrenar en la mañana o en la noche: Depende del objetivo. Cuando se busca control de ansiedad o por placer cualquier hora del día está bien. Los entrenamientos vigorosos de fortalecimiento requieren de un calentamiento corporal previo que es más fácil de alcanzar en la tarde o noche, pues facilita el desarrollo de fuerza y flexibilidad. Claro que si se necesita una activación estimulante para tolerar cualquier sesión de ejercicios y mejorar el metabolismo, es más efectiva la práctica matutina.
  3. Entrenar bajo techo o al aire libre: Ya sea montando en bicicleta, patinando o corriendo al aire libre, el cuerpo quema cerca de un 5% más de calorías debido a la resistencia extra que representa la fricción del viento y los cambios de inclinación por las irregularidades del terreno. Sin embargo, bajo techo se pueden quemar esas calorías extras añadiendo un poco de inclinación a la banda o entrenando en intervalos. Además se convierte en el espacio ideal cuando el clima es adverso o la inseguridad impide la práctica deportiva.
  4. Pesas libres o máquinas: Defina su objetivo y experiencia. Entre con máquinas si es novato o si desea mayor control y resistencia muscular. Entrene con pesas libres si busca mayor definición o masa muscular.
  5. Estirar al comienzo o al final del entrenamiento:En lo posible iniciar con calentamiento muscular más que con estiramientos. Dejar es estiramiento entre ejercicios y al final.
  6. Agua o bebidas hidratantes: Antes del ejercicio usar agua. Durante el ejercicio combinar agua con bebida hidratante. Después del ejercicio, usar en lo posible bebida hidratante.